Una de las principales actividades económicas del país es la relacionada con los procesos de transformación cuya realización se ve siempre orientada a buscar la compatibilidad con el medio ambiente desde la evaluación del impacto ambiental, la generación de emisiones, tanto a la atmósfera como de residuos y desde luego, con el uso y aprovechamiento del agua; aspectos todos que requieren de una certera, objetiva y eficiente orientación en cuanto al cumplimiento de las diversas disposiciones legales en el campo del medio ambiente, lo que venimos realizando con éxito, desde el inicio de la legislación ambiental Mexicana.

No se puede perder de vista el hecho de que con el desarrollo de la legislación, hoy en día nuestro equipo del área contenciosa se ha visto colmado de actividad, tanto con los procedimientos de legalidad como con los constitucionales, lo que ha permitido rescatar la seguridad jurídica que tan importante es hoy en día para la realización de las actividades económicas.